Certificado de Eficiencia Energética

¿Quiere alquilar o vender su inmueble? ¿Quiere ahorrar más y gastar menos?

Solicite el certificado de eficiencia energética.

En Inpenor le explicamos en que consiste la Etiqueta de Eficiencia Energética.

A partir del 1 de junio del 2013 es obligatorio el Certificado de Eficiencia Energética (CEE) para cualquier propietario que venda o alquile su inmueble, según indica el Real Decreto 235/2013 del 5 de abril del 2013.

 INPENOR le ofrece presupuesto sin compromiso por el CEE de su inmueble

La eficiencia energética de un edificio es la cantidad de energía consumida realmente o que se estime necesaria para satisfacer las distintas necesidades asociadas a un uso estándar del edificio, que podrá incluir: la calefacción, el calentamiento del agua, la refrigeración, la ventilación y la iluminación.

Dicha magnitud deberá quedar reflejada en uno o más indicadores cuantitativos calculados teniendo en cuenta el aislamiento, las características técnicas y de la instalación, el diseño y la orientación, en relación con los aspectos climáticos, la exposición solar y la influencia de construcciones próximas, la generación de energía propia y otros factores, incluidas las condiciones ambientales interiores, que influyan en la demanda de energía.

La Directiva 2010/31/UE, de 19 de mayo, relativa a la eficiencia energética de los edificios, que deroga la Directiva 2002/91/CE, obliga a expedir un certificado de eficiencia energética para los edificios o unidades de éstos, que se construyan, venda o alquilen a partir del 1 de junio del 2013. Este Real Decreto 235/2013 del 5 de abril deroga el Real Decreto 47/2007 y regula la certificación tanto de edificios nuevos como existentes.

El certificado informa objetivamente sobre la eficiencia energética del edificio, es decir, la demanda y el consumo energético, con el fin de que los propietarios o arrendatarios del edificio puedan comprar y evaluar su eficiencia energética.

La etiqueta de eficiencia energética, asigna al edificio una Clase Energética de Eficiencia (CEE), que varía desde la clase A, para los energéticamente más eficientes, a la clase G, para los menos eficientes.

Esta etiqueta se incluirá en toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del edificio o unidad del edificio. Deberá figurar siempre en la etiqueta, de forma clara e inequívoca, si se refiere al certificado de eficiencia energética del proyecto o al del edificio terminado y se entregará el original al comprador y en caso de alquiler se le facilitará una copia al inquilino.

 El certificado tendrá una validez máxima de diez años. El propietario será el responsable de la renovación o actualización del mismo conforme a las condiciones que establezca el órgano competente de la Comunidad Autónoma, además el propietario podrá proceder voluntariamente a su actualización, cuando considere que existen variaciones en aspectos del edificio que puedan mejorar el certificado de eficiencia energética.

Un técnico habilitado debe visitar el inmueble y tomar los datos necesarios para emitir el certificado y firmarlo. El certificador incluirá recomendaciones en el certificado de eficiencia energética para la mejor calificación de la misma, serán técnicamente viables y podrán incluir una estimación de los plazos de recuperación de la inversión o de la rentabilidad durante su ciclo de vida útil.

No es obligatorio llevar a cabo esas recomendaciones, ya que no hace falta cumplir una calificación mínima. La etiqueta de certificación energética es informativa para los futuros compradores o inquilinos. Evidentemente una buena calificación energética valorizará el inmueble.

Los edificios construidos después del 19 de enero de 2007 ya deben tener el certificado de eficiencia energética, debido al procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción (RD 47/2007).

Con el Real Decreto 235/2013 se da un paso más incluyendo las viviendas y locales existentes que se vayan a vender o alquilar, ya que el 60% de las viviendas construidas en España no han cumplido ninguna normativa mínima de eficiencia energética, la primera Norma Básica de la Edificación data de 1979, España va con mucho retraso en la aplicación de esta normativa cuyo objetivo es informar de las emisiones de CO2, valorar y comparar la eficiencia energética de los edificios, favoreciendo así la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones de ahorro de energía.

El incumplimiento de la realización del certificado, se considerará una infracción en materia de certificación de la eficiencia energética de los edificios.

Cada Comunidad Autónoma llevará a cabo inspecciones y registros para asegurarse del cumplimiento de esta obligación y tendrá que dar cuenta de ello al Ministerio de Industria.

Inpenor es un gabinete formado por diferentes técnicos especialistas, entre ellos Ingenieros Técnicos Industriales y Arquitectos, los cuales tienen una larga experiencia en peritaciones en riesgos diversos, incendios, estudio de accidentes laborales, proyectos de construcción, peritaciones judiciales, etc. con la capacidad suficiente para efectuar los trabajos con la máxima rapidez posible.

 Si necesita en su inmueble el certificado energético contacte con nosotros a través del correo electrónico inpenor@inpenor.com, en el teléfono 981.154.108, fax 981.153.774 o en nuestras oficinas ubicadas en la C/ Marqués de Figueroa, nº 4 bajo, 15007 A Coruña

Nuria Santos

INPENOR®

A Coruña 2013