Esguince cervical: Fraude en el seguro de automóvil

Ya lo dice el saber popular: el hambre agudiza el ingenio. Esto es lo que está ocurriendo en España (y en otros países europeos) con los seguros y los accidentes de tráfico: proliferan los intentos de fraude. La crisis mundial y, por tanto la dificultad económica de buena parte del país, ha disparado en los últimos años los intentos de estafa bien sea provocando colisiones o simulándolas, para después hacerse pasar por lesionado (generalmente con origen cervical, dorsal, lumbar o una combinación de las mismas) y buscar con ello una indemnización económica.

Lo más reclamado, con diferencia, es el denominado esguince cervical. El concepto de esguince, lo encontramos resumido, por ejemplo, en Wikipedia donde se puede leer: “Un esguince o torcedura es una lesión de los ligamentos (tejido fibroso que mantiene juntos los extremos óseos en una articulación) por distensión, estiramiento excesivo, torsión, o rasgadura, acompañada de hematoma e inflamación, y bastante dolor que impide continuar moviendo la región lesionada”. Aplicado a la zona cervical, puede derivar en dificultad dolorosa para mover el cuello para gestos cotidianos, contracturas, dolores de cabeza, mareos, etc.

Las reclamaciones muchas veces incluyen patologías previas, lo que complica el diagnóstico médico dada la dificultad para cuantificar y objetivar el dolor.

Sin embargo, hoy en día es un tema muy estudiado por diversos centros de pruebas de reconocimiento internacional que investigan y divulgan los conocimientos adquiridos en sus pruebas y ensayos dedicados al análisis del componente lesivo personal en colisiones de vehículos. Esto es llevado a cabo mediante cursos, publicaciones, software, etc; normalmente a precios reservados a empresas que necesiten formación específica en esta temática, pues estos estudios conllevan un coste elevado de preparación, investigación, procesamiento de la información, elaboración de programas informáticos muy complejos, etc.

Los centros de referencia mundial para esta parte de la biomecánica aplicada a los accidentes de tráfico son universidades europeas (Universidad de Graz, Universidad de Linz, etc).

En Inpenor y los gabinetes con los que colaboramos, mantenemos una continua formación, bien sea acudiendo a cursos (como al que asistió parte del equipo  Inpenor en Austria: Curso en Linz), charlas, etc, dedicados a la biomecánica (incluyendo el esguince cervical, por supuesto) y la reconstrucción de accidentes de tráfico y accidentes laborales; o bien, impartiendo cursos por parte de nuestros miembros más experimentados que colaboran con los Colegios de Ingenieros, con universidades de referencia en el país, etc.

Gracias al trabajo diario, la dedicación de Inpenor y toda la red española de profesionales con los que tenemos colaboración, se han podido analizar multitud de casos de lesiones en los que se habían intentado cometer fraude simulando unas lesiones que no se ajustaban a la realidad. Así mismo, se ha ayudado, con nuestro trabajo diario, a destapar redes dedicadas al fraude al seguro de automóvil en España donde una serie de personas montaban siniestros con la intención de cobrar las indemnizaciones.

Para comprobar el aumento de las lesiones que se han dado en los últimos años, en un tiempo en el que los desplazamientos y con ello los accidentes se han reducido considerablemente, nos remitiremos a la estadística publicada por la plataforma Ponle Freno (facilitada por la aseguradora AXA) donde se refleja el citado aumento de las supuestas lesiones sufridas por los conductores durante el ejercicio de 2012. En ella podemos comprobar qué zonas han disparado su porcentaje lesivo y cuáles lo mantienen similar a otros años.

Así mismo, según ICEA, los intentos de fraude al seguro durante el año 2012 han aumentado en 146.792, de los cuales al automóvil le corresponden 107.790  para lo cual las compañías aseguradoras han destinando un 18’3 % más de presupuesto que el año anterior.

No es de extrañar, por tanto, que se necesiten multitud de profesionales (gabinetes periciales, detectives, bufetes de abogados, etc) y que exista más investigación que nunca de esta biomecánica aplicada a los accidentes de tráfico (sobre todo biomecánica en colisiones a baja velocidad); en lo que la red pericial nacional de la que forma parte Inpenor sea referente por medios (humanos e informáticos) y experiencia adquirida.

Así que, si te han demandado ante el juzgado por una colisión donde se reclaman lesiones, si eres un letrado/a y necesitas un informe para tu cliente, si crees que el golpe que has tenido aparcando no puede causar las lesiones que dice el conductor contrario, o si tus dolores físicos tras un accidente son reales y tu aseguradora no los reconoce como crees que debería y necesitas apoyo pericial con los mejores software y experiencia profesional: llama a nuestra oficina central o manda un email y te llamamos para ayudarte estudiando tu caso particular.

P. Villar

INPENOR

A Coruña 2013