Aplicaciones para smartphones relacionadas con la conducción

Con la aparición del teléfono móvil inteligente (da igual qué sistema operativo presente) en los últimos años, los “mercados online” de aplicaciones no han hecho más que crecer. Estas aplicaciones son un aliciente para las empresas de desarrollo (ya que muchas de estas aplicaciones son de pago) y para los consumidores (con un teléfono de este tipo tienes infinidad de aplicaciones de interés). Entre estas aplicaciones existen un buen número de ellas dedicadas al tráfico y a temas relacionados con el vehículo.

Dada la dedicación diaria de Inpenor a la reconstrucción de accidentes, valoración de vehículos, etc, y que muchos de los accidentes de hoy en día se siguen produciendo por excesos de velocidad, entre otros motivos; traemos algunas de las aplicaciones más interesantes que utilizamos y que pueden resultar útiles para mucha gente con el objetivo de paliar, en cierta medida, las situaciones de riesgo que se pueden dar en una vía (velocidad excesiva, retenciones inesperadas, falta de combustible o la necesidad de encontrar un área de descanso para evitar somnolencia).

Tanto para OS Android como para iOS existen multitud de aplicaciones de las cuales queremos destacar:

Wikitude Drive: un GPS para móvil con realidad aumentada. Esto se traduce en que, mientras conducimos, nuestro smartphone tomará imágenes para señalarnos todo lo que precisemos sobre un mapa 3D actualizado al instante.

Wikango HD: es el típico avisador de radares de todo tipo. Pero lo más interesante es la posibilidad de informar, por parte de los particulares, de incidencias en la carretera casi en tiempo real y evitar así situaciones peligrosas en la conducción.

  •     Similares: Radardroid.

RACC Infotransit: proporciona información sobre el tráfico actual, previsión de volumen de tráfico cada cuarto de hora, incidencias, acceso a cámaras de tráfico  y un largo etcétera.

  •  Similares: Michelin Tráfico.

Gasolineras España: es una aplicación dedicada a encontrar el punto más cercano para repostar (muy útil en una emergencia) y la que tenga el combustible más barato.

Huelga decir que las aplicaciones aquí mostradas solamente deberían usarse para circular más seguro y evitar situaciones de peligro, hecho para el cual fueron creadas. En ningún caso deberían servir para infringir la normativa de tráfico vigente, creando situaciones potencialmente peligrosas para el conductor que quebranta las leyes y para los demás que circulan por la misma vía, así como peatones, ciclistas, etc.

Es necesario destacar, una vez más, que las aplicaciones no deberían de usarse en marcha. Tanto si usas GPS para guiarte, un localizador de radares para moderar y controlar tu velocidad, o estás buscando una gasolinera, es peligroso (recuerda, para ti y para todos los demás usuarios de la vía) que las utilices en marcha pues distrayéndote de la carretera anulas la ayuda de estas aplicaciones y las conviertes en dañinas para la conducción.

Además de las citadas hasta este punto, existen un sinfín de aplicaciones para smartphones (teléfonos inteligentes) relacionadas con el vehículo. Seguidamente seleccionamos una mínima muestra de ellas para que puedas sacarle todo el partido posible:

Mis gastos del coche: con esta app controlaremos desde la próxima revisión del coche, hasta el momento de pago del siguiente impuesto de circulación, pasando por consumos… entre otras opciones. Tras la introducción de datos podremos visualizar gráficas de diferentes apartados (última captura de la imagen inferior). Sólo para Android. 

  •   Similares: My Cars, Autogestor.

CNT Car – Gestión de vehículos: control, gestión y muestra gráfica de los gastos del vehículo ya sean revisiones, multas, conbustible, etc. Sólo para Android.

Consulta de punto (Puntos DGT): una aplicación sencilla donde consultar de manera rápida y sin interferencias de publicidad, cuántos puntos nos quedan del permiso de conducir. Sólo para Android.

Drivetools: calculadora de tiempo de conducción, salpicadero avanzado con muestra de rumbo, velocidad y consumo, avisador de velocidad, gasolineras en ruta. Y, lo mejor, con HUD (head up display, sistema de proyección en el parabrisas para conducir sin apartar la vista de la carretera) incluido.

Car Locator: localizaremos nuestro vehículo ahí donde lo hayamos aparcado.

Video Road:aplicación que te permite grabar lo que se ve a través del parabrisas de tu vehículo y así almacenar el recorrido para después poder compartilo vía email, Skype, almacenamiento en la nube (tipo Dropbox, Google Drive, YouTube, etc), Facebook, bluetooth… En algunos países se recomienda llevar grabadoras de video dados los múltiples fraudes, generalmente atropellos, que se intentan llevar a cabo ¡Más vale estar prevenido! Sólo para Android.

iCarBlackBox:entre otras opciones dispone de un tacógrafo que registra la conducción.

Además de lo expuesto hasta aquí, existen aplicaciones (como DashCommand, por ejemplo) mediante las cuales podemos tener monitorizado nuestro vehículo mediante el OBD (On Board Diagnostics). Es necesario indicar que resulta imprescindible un aparato intermedio que comunique el citado OBD con el smartphone, véase como ejemplos: OB Link y Kiwi Wifi. Con esta comunicación de aplicación y aparato podremos tener controlados múltiples parámetros sencillos como velocidad (0-100 Km/h, cuarto de milla, recuperaciones entre velocidades, etc) o revoluciones; hasta datos más concretos como temperaturas de los fluidos o gases de escape, par motor, potencia, mezcla de combustible/aire, interpretación de los códigos de error, etc.

Obviamente, el correcto funcionamiento y lo extenso que resulte en cuanto a datos disponibles se refiere, dependerá también de nuestro turismo y los sensores de los que disponga de origen.

Así que ya lo sabes, las aplicaciones para los móviles de última generación pueden hacerte la vida más fácil tanto si conduces como si no.

Ahora bien, solamente depende de ti que resulten una ayuda o un peligro añadido a los que ya presenta la conducción diaria; nunca te distraigas de la carretera, respeta las distancias de seguridad así como los descansos, límites de velocidad, etc.

P. Villar

Inpenor

A Coruña 2013