Distracciones al volante

Cuando una persona se dispone a utilizar un vehículo a motor es imprescindible que este 100 % implicado en la conducción.

Ahora que llega el momento en que la mayoría de las personas comienzan sus vacaciones y que gran parte de dichas personas realiza desplazamientos largos (sin restar importancia nunca a los desplazamientos cortos y rutinarios) hay que extremar las precauciones al volante.

Existen suficientes causas externas que pueden afectar en nuestra conducción como pueden ser un pinchazo, la invasión de un animal en la vía, un vehículo frenando o interponiéndose en nuestra trayectoria, baches en la carretera, firme deslizante, etc…

Por todo esto hay que evitar cualquier tipo de distracción al volante que no nos permita reaccionar adecuadamente o que puedan suponer una salida de vía o accidente.

Durante la conducción hay una infinidad de causas que pueden ocasionar que un conductor aparte la vista de la carretera y distraerse como beber y comer mientras conduces, buscar algo en la guantera, contestar a mensajes de móvil, manipular el GPS, atender a los pasajeros traseros, manipular la radio, marcar un numero de teléfono, encender un cigarrillo (estas tres últimas distracciones han sido muy estudiadas).

httpv://www.youtube.com/watch?v=qtQxp67K18c

Campaña de tráfico del RACC

A continuación se expone una gráfica en la que se puede observar la distancia que se recorre con las tres últimas distracciones mencionadas en el párrafo anterior.

El tiempo de distracción se obtuvo de estudios preliminares variando el tiempo de reacción entre 0’4 y 2 segundos dependiendo del estado en que se encuentre el conductor (ebrio, cansado, somnoliento,…) y de la edad del mismo (cuanto más mayor más tiempo tardas en reaccionar), aunque en este estudio se consideró para todos los casos un tiempo de reacción de 0’4 segundos.

Si nos fijamos en la acción de encender un simple cigarrillo, el tiempo que se distrae un conductor es de tan solo 2 seg. pero que circulando a 100 Km/h recorre una distancia de nada menos que 55’6 metros que pierde de vista la carretera y en la que puede aparecer cualquier objeto. Si en ese momento hubiese una emergencia el conductor recorrería otros 11’1 metros durante el tiempo en que reacciona y empieza a frenar, lo que haría una suma de 66’7 metros.

Si la acción requiere de mayor concentración, la distracción sería mucho mayor ya que el conductor se centraría más segundos en dicha acción y el tiempo de reacción se vería súbitamente incrementado. Esto puede suceder si el conductor se centra en una llamada recibida en la que tiene que recordar información, o se centra demasiado en lo que le está transmitiendo el locutor, o si el conductor se distrae corrigiendo las palabras de un mensaje de texto.

httpv://www.youtube.com/watch?v=yxt72viTOf0

Para evitar cualquier tipo de distracción al volante, coloca todo lo que te pueda distraer a tu gusto antes de comenzart el viaje. Cosas como pueden ser la radio, el GPS, y durante la circulación no uses el teléfono móvil (si no tienes manos libres, y si lo tienes hazlo con moderación), ni comas, ni bebas, ni fumes. Si necesitas realizar alguna de estas acciones, y vas solo en el turismo, detente en un área de descanso o lugar habilitado para la detención. Si por el contrario circulas con un acompañante alguna de estas acciones las debería de realizar él/ella.

Por todo lo comentado, no pongas en riesgo tu vida ni la de los demás, cuando tengas que conducir estate atento tan sólo a la carretera, a la circulación y al tráfico, deja las acciones mencionadas para cuando el vehículo no se encuentre en marcha o que las realice un acompañante.

Las citadas distancias y tiempos de reacción, son tomados en consideración en las reconstrucciones de accidentes realizadas en Inpenor. Son un factor más a tener en cuenta para ayudar a conocer cómo pudo ocurrir la colisión, qué influencia tuvo en el accidente, si la persona que conduce iba atenta o distraída, etc; aunque es difícil de concretar. Ciertamente no es conveniente fiarse de un dato concreto sino de una conjunción de los mismos que ayuden a esclarecer qué ocurrió y cómo ocurrió. A esto ayuda enormemente la formación y la experiencia que, gracias al volumen de trabajo y los años en el sector, tienen los integrantes de Inpenor.

M. Castro

Inpenor 2013

A Coruña