Seguridad activa de vehículos

post_seguridad_activa

Cuando nos ponemos a los mandos de un vehículo pensamos en conducir de manera preventiva para intentar evitar sufrir un accidente. Respetar los límites de velocidad, respetar la señalización, respetar la distancia de seguridad, incluso hasta anticiparse a posibles maniobras indebidas de otros conductores. Pero ¿de qué manera contribuye el propio vehículo a ayudarnos a evitarlos? ¿Cómo nos ayuda? Estos mecanismos son los que se conocen como Seguridad Activa, conceptos en los que los fabricantes de automóviles han trabajado desde los años 50 cuando se dieron cuenta que debían fabricar vehículos también seguros, objetivo: salvar vidas.

Es importante destacar que el sector de la Automoción siempre está en constante desarrollo, y es que la tecnología puede ayudar a evitar accidentes. Actualmente, gracias al desarrollo electrónico, son numerosos los sistemas que  están creando las marcas de automóviles.

Una sencilla definición que podemos hacer de la Seguridad Activa es que son todos aquellos elementos diseñados para disminuir el riesgo de accidente y por tanto encaminados a evitarlos.

Entre los existentes vamos a destacar los más importantes:

El sistema de frenado

• Destaca el antibloqueo de frenos (ABS) su principal función es evitar que los neumáticos se bloqueen durante una frenada fuerte manteniendo la capacidad de cambiar de dirección para evadir obstáculos.
Asistencia a la frenada de emergencia más conocido como BAS, detecta cuando estamos efectuando una frenada de emergencia para que se pueda ejercer la mayor potencia de frenado posible.
AEB o frenada de emergencia autónoma, un sistema más avanzado que el BAS por el hecho de reducir por sí solo la velocidad del vehículo tras detectar riesgo de colisión y sin la intervención del conductor. Pretende que sea obligatorio en todos los vehículos nuevos de la Unión Europea a partir del 1 de noviembre de 2015.

El sistema de dirección (Dirección asistida)

Los avances en la dirección asistida han logrado un preciso manejo a alta velocidad, endureciéndose según se eleva la velocidad.

El sistema de suspensión

Se encarga de mantener estable y absorber las irregularidades de la carretera. Destaca la Suspensión activa, que se encarga de gestionar y controlar de forma independiente la amortiguación de cada una de las ruedas maximizando el contacto del neumático con la calzada en todo instante.

Los neumáticos

Son el principal sistema de seguridad activa ya que son el único punto de contacto entre el coche y el suelo. Es esencial mantenerlos en perfecto estado y con una presión de inflado correcta.

La iluminación

Además de lograr una buena visión también es importante ser vistos.
– Lámparas Xenón o Bi-Xenón: emiten una luz similar a la luz natural además de reducir la fatiga ocular.
Luces adaptativas: al llegar a una curva el haz de luz sigue la trayectoria de la curva en función del giro del volante.
– Luces de día: consisten en unos LED que hacen más visible el vehículo.

Sistemas de control de estabilidad

Más conocido como ESP trata de mantener al coche en la trayectoria correcta en caso de que el conductor pierda el control, actuando sobre el conjunto de las cuatro ruedas comparando la trayectoria elegida con la real y contrastándolo con los datos de velocidad de giro de cada rueda.

Control de tracción

Más conocido como TCS, es un sistema que trabaja para que los neumáticos de las ruedas motrices se mantengan en contacto con la calzada sin patinar.

Avisador de cambio de carril involuntario

Avisa al conductor cuando éste se sale de la trayectoria del carril por el que circula e invade un carril contrario. En algunos sistemas avisa con ligeras vibraciones en el volante o con un avisador acústico; incluso se ha desarrollado una vibración para el asiento del conductor que contribuye a ponernos sobre aviso.

Detección de las señales de tráfico

Se trata de un avisador automático que nos informa de los límites de velocidad, señales de prohibición, etc. Usando una cámara de vídeo.

Detección y aviso de circulación en sentido contrario

Es un sistema que mediante mapas y posición GPS avisa al conductor si está conduciendo en sentido contrario.

Detección de ángulo muerto

Sistema que detecta si existe algún vehículo en el ángulo muerto de visión. Es una gran ayuda cuando por ejemplo nos disponemos a adelantar

Curve Control

Es una evolución del ESP. Este sistema que detecta si hay una diferencia considerable entre lo que gira el volante y lo que gira realmente el vehículo, pudiendo llegar a frenar hasta las cuatro ruedas. Se diferencia del ESP en que además de reducir el par motor, es capaz de frenar el vehículo reduciendo su velocidad para conseguir mayor agarre.

CBC o control de frenado en curva

Es un sistema que intenta conseguir el mayor agarre cuando nos vemos obligados a frenar mientras tomamos una curva. Contrarresta el desequilibrio de peso ocasionado por la pérdida de control de la dirección tras enviar una mayor presión de frenado a las ruedas izquierdas o derechas o reduciendo la presión en el eje trasero, aumentando en gran medida la estabilidad.

TPMS o control de presión de neumáticos

Es un elemento que nos recuerda la importancia de la presión de los neumáticos avisando al conductor de la pérdida de presión de inflado en los mismos.

Sistemas de visión nocturna

Son dispositivos que, en ausencia de luz, nos permiten ver más allá de lo que ilumina el propio alumbrado del coche, permitiéndonos ver con claridad si existe alguna persona, animal u obstáculo en la vía.

Motocicletas

En el caso de las dos ruedas también se intenta innovar en seguridad, por ello existe:

Sistema anti-wheelie o anti-caballitos

En las motocicletas evita que la rueda delantera pierda contacto con el asfalto en caso de una aceleración muy brusca, limitando la potencia disponible en el propulsor y manteniéndola bajo control.

Control de tracción

Al igual que en el caso de los turismos, cuando se detecta que una rueda patina por encima del umbral pre-establecido, (discrepancia entre la velocidad de rodamiento de las dos ruedas), la centralita se encarga de reducir la potencia del motor interrumpiendo el encendido según los parámetros de configuración:

Como se puede comprobar en cualquier marca que disponga de alguno de estos sistemas, y excluyendo los obligatorios como el control de estabilidad, nos toparemos con que algunos de esos sistemas no están disponibles para todos los vehículos de la marca. Es más, no está disponible para todas las motorizaciones e, incluso, no lo estará para todos los acabados de una misma motorización.

Si acudimos a un concesionario habrá descuentos e incluso packs que no se tratan como tal en el configurador de la web del fabricante. Pero lo que sí podemos ver en sus páginas web es el precio habitual (es decir, sin descuentos ni promociones) de los sistemas que hemos nombrado. Así, un sensor de presión de neumáticos puede ser muy barato (desde gratuito debido a que es equipamiento base o promoción actual, hasta 50 € según alguna marca).

conducción nocturnaSi nos metemos a sistemas más innovadores (pero en muchos casos muy interesantes de cara a la seguridad), pocos serán los que puedan hacer uso de ellos ya que, por ejemplo, en el caso de la visión nocturna, hay pocas marcas que la ofrezcan y es independiente del precio del vehículo. Es decir, no importa que adquieras una berlina de 175.000 €, seguirás pagando adicionalmente la posibilidad de no atropellar a alguien o de esquivar un obstáculo en la oscuridad.

En INPENOR, seguimos de cerca y estamos al día el desarrollo de las nuevas tecnologías en los vehículos destinadas a evitar accidentes de tráfico. Es conveniente actualizarse como profesionales a la hora de la reconstrucción de un accidente, pero también como usuarios de turismos y peatones.

Beade, R.

Inpenor 2014

A Coruña