Seguridad pasiva de vehículos

post_seguridad pasiva

Como hemos expuesto anteriormente en la publicación “Seguridad Activa de vehículos“, cuando circulamos en un vehículo intentamos conducir de manera segura y preventiva para evitar accidentes pero cuando, por determinadas circunstancias, lo sufrimos ¿de qué manera contribuye el propio vehículo a protegernos?

Tal y como exponen páginas web especializadas en motor (Glosario km77.com), seguridad pasiva es aquella que “se encarga de minimizar los posibles daños de los ocupantes del vehículo en el caso de que llegue a producirse un accidente“. Estos mecanismos son los que se conocen como Seguridad Pasiva.

Por tanto, son elementos diseñados para reducir al máximo los daños que se pudieran producir en los ocupantes y peatones una vez que el accidente no ha podido ser evitado.

Como habíamos dicho en el tema de seguridad activa, las marcas de automóviles continuamente siguen creando y desarrollando sistemas que nos protegen ante una colisión. No debemos obviar que, además, la seguridad también vende coches.

Relacionado con esta temática, existe el famoso Instituto EuroNCAP (para Europa), dedicado en exclusiva a probar los distintos modelos de las marcas de vehículos valorando la seguridad de los mismos tanto para los ocupantes como para los peatones. Su objetivo es facilitar a los conductores información fiable sobre la seguridad de los distintos modelos de coches. Por tanto es evidente que entre los objetivos en el desarrollo de cualquier vehículo, uno de los más importantes es superar esta prueba y además “con nota”, ya que tras las pruebas se publica el listado con la puntuación obtenida por cada vehículo. Es obvio que a poca gente le interesaría tener el coche más inseguro de Europa.

 Seguidamente, de entre los sistemas de Seguridad Pasiva, destacaremos los más importantes, conocidos o novedosos:

 – Chasis y Carrocería (deformación programada)

Es uno de los elementos más importantes y que primero intervienen cuando el vehículo sufre una colisión. Ha pasado de ser un elemento estético simplemente diseñado para acoger a los ocupantes, a ser un complejo elemento con puntos deformables y zonas casi indeformables.

Es un elemento tan complejo, que protege desde un niño en un atropello, hasta una salida de vía a gran velocidad con vueltas de tonel.

La citada estructura está formada por zonas deformables y por una parte rígida llamada “jaula o celda de seguridad”, protegida por los travesaños y largueros, fabricados en acero de alta resistencia. La deformación programada se consigue a través de zonas con orificios, pliegues, canales, hasta tal punto que ante un choque frontal, son capaces de dirigir el motor hacia la zona baja para que no se introduzca en el habitáculo.

seccion montante

Montante seccionado de un vehículo

 – Columna de dirección articulada colapsable

Las distintas partes articuladas que componen la dirección permiten su rotura evitando que la caña de la dirección salga proyectada hacia el conductor, lo que le causaría graves daños.

columna dirección colapsable

Patente Ford Motor Company US5082311 A

 – Pedales

Los pedales están diseñados para no provocar daños en los miembros inferiores. Para ello el conjunto de pedales van fijados de manera que ante una deformación importante se alejen del conductor.

 

pedales

Mecanismo desacoplador del pedal

 – Tablero de instrumentos

Este elemento debe estar diseñado con poliuretano blando, además de tener formas redondeadas y no presentar aristas evitando así golpes con zonas vivas en caso de colisión.

 

interiores amigables

Interior con formas redondeadas

 – Asientos

Además de realizar la función de acomodar a los ocupantes, el anclaje de los mismos permite que ante un choque frontal se desplacen ligeramente hacia atrás, siempre sin causar lesiones a los ocupantes de las plazas traseras.

 – Cristales

Los cristales de los parabrisas actuales llevan un laminado interpuesto entre los dos vidrios que forman el parabrisas, éste evita que en caso de accidente, salten astillas y puedan dañar a los ocupantes del vehículo.

En cambio las ventanillas laterales son más débiles y se pueden romper, así diseñado para que en caso de vuelco si las puertas se quedan bloqueadas, se pueda romper el cristal para salir.

   

Luna laminada (a la izq.) y luna laminada rota (a la der.) – Clic para ampliar –

 – Reposacabezas

Son un elemento fundamental en la protección de los ocupantes frente a las lesiones derivadas del latigazo cervical, siempre y cuando estean debidamente ajustados a la altura de cada ocupante.

Puedes leer más sobre el tema en la publicación de nuestro compañero pinchando aquí

 – Sistemas de retención infantil

De una forma sencilla, vienen a ser los cinturones de seguridad adecuados para los niños. El SRI (Sistemas de Retención Infantil) tendremos toda la confirmación de que cumplimos las condiciones de seguridad total en el caso de que se produzca una colisión. Son sistemas específicos y diseñados teniendo en cuenta las características físicas de los niños. Existen diferentes sillas dependiendo de la altura y peso dentro de los grupos 0 a 3.

Es importante destacar la importancia de los anclajes para sujetar con seguridad la silla, pudiendo ser estos de diferentes tipos, desde anclajes mediante cinturones de seguridad, hasta el más moderno ISOFIX.

¿Quieres leer más? Aquí tienes la publicación de un compañero pinchando aquí

 – Los cinturones de seguridad

Posiblemente es el elemento básico de la seguridad vial, y que ha salvado más vidas. Como todos sabemos, se trata de un sistema que evita que la persona salga despedida.

Es obligatorio en nuestro país desde 1974 (para circular por carretera) y desde 1992 (para circular por el entorno urbano). Trabajando en conjunto con los airbags y los reposacabezas, forma un sistema de protección muy eficaz.

ponte el cinturon

Abróchate el cinturón

Pretensor y limitador del cinturón

Los cinturones por sí solos, son una gran medida de seguridad, pero trabajando en conjunto con los sistemas limitadores y con los pretensores (pirotécnicos), la seguridad aumenta en gran medida. Debemos llevar el cinturón lo más ceñido posible al cuerpo para que en caso de colisión, esté lo más tenso posible para limitar el movimiento del cuerpo lo más posible.

La función del pretensor pirotécnico es, una vez detectada la colisión por la centralita, tirar del cinturón para apretarlo contra el cuerpo.

 – Corte de inyección (en colisión)

Este sistema tiene la misión principal que tras una colisión, no se produzca un incendio derivado del mismo. Simplemente detiene el proceso de inyección del combustible al motor, además de aislar el depósito y la bomba de combustible, reduciendo al mínimo la posibilidad de incendio.

 – Sistemas de protección al peatón

En los atropellos a peatones, las lesiones que se producen suelen ser muy específicas, afectando normalmente a piernas, cadera y cabeza.

Para minimizar las consecuencias de un atropello, se han desarrollado diversos sistemas que permiten que la carrocería se deforme absorbiendo la energía del impacto antes que por el cuerpo del peatón.

Uno de los más novedosos, se trata de un sensor en el frontal del vehículo que detecta al peatón, envía una señal a unos activadores pirotécnicos que provocan que un actuador eleve el capó haciendo de “cama” al peatón.

 – Los Airbags

Como todos conocemos, se trata de unas bolsas que, mediante un sistema pirotécnico, se activan e inflan en fracciones de segundo cuando el coche choca con un objeto sólido a una velocidad considerable.

Su principal función es evitar que los ocupantes golpeen con alguna parte del vehículo. En la actualidad existen los airbags frontales, laterales, de cortina (para la cabeza), para las rodillas, en los asientos para evitar el deslizamiento.

En la actualidad la marca Toyota está trabajando en un airbag central trasero

Se trata de una bolsa de aire que se instalaría entre los ocupantes laterales de las plazas traseras, evitando que los pasajeros sufran daños al golpearse entre ellos por una colisión lateral a pesar de llevar todos el cinturón de seguridad.

 – eCall

Aunque es un sistema que no participa directamente durante la colisión, se trata de un sistema de seguridad terciaria (entra en funcionamiento una vez que se ha desarrollado todo el proceso de colisión), sigue perteneciendo a los sistemas de seguridad pasiva.

Consiste en un dispositivo que llama a los servicios asistenciales de forma automatizada cuando el vehículo ha sufrido una colisión. Esta medida aunque no sea lo habitual, no ha sido creada por una marca, se trata de una iniciativa de la Comisión Europea para reducir el tiempo que pasa entre que se produce la colisión y que los servicios de emergencia tienen conocimiento de ella, mejorando así la gestión de la ayuda y la reducción de la llegada de los equipos sanitarios.

Este sistema funciona de la siguiente manera:

1 Los sensores del vehículo detectan que se ha producido una colisión.

2 El sistema se activa y mediante un teléfono móvil y se pone en contacto con el servicio de atención de emergencias.

3 El sistema da a los operadores los datos del vehículo (como hora, información sobre la severidad del accidente, posición del vehículo gracias al GPS, etc).

4 Un operador se pone en contacto con el vehículo para confirmar que se trata de una emergencia.

La hora posterior a un accidente es fundamental para salvar vidas, por lo que se ha creado un sistema de aviso automatizado que expone al servicios sanitario características del incidente. Así, los servicios médicos sabrán qué se encontrarán y podrán ir lo más preparados posible.

La Comisión Europea habla, en datos estimados, de 2.500 vidas perdidas menos si se implanta el eCall en los vehículos de nueva fabricación.

sistema ecall

Si quieres saber más, pincha en la imagen

La formación es fundamental

En INPENOR, estamos al día sobre los distintos mecanismos y novedades de las distintas marcas de vehículos. Más todavía en los destinados a salvar vidas; con ello es más sencillo conocer las causas de lesiones sufridas en accidentes, averías mecánicas, incendios, etc.

No dudes en llamarnos si necesitas que estudiemos tu caso particular.

Beade, R.

Inpenor 2014

A Coruña