,

La discapacidad en la conducción de vehículos

post_discapacidad

Una actividad cotidiana que realizamos todos con total normalidad, como es la de coger el coche, puede convertirse en una tarea difícil para las personas que tienen algún tipo de incapacidad física para conducir.

La población con discapacidad

vehículo adaptadoEn el año 2008, la población con discapacidad registrada en España aumentaba hasta las 3,8 millones de personas, lo que supone un 8,5% de la población total del país. De este número, más de medio millón de personas se ven afectadas para la conducción normal de su vehículo a consecuencia de algún tipo de discapacidad. Estas personas se convierten en dependientes de otras, por lo que la posibilidad de utilizar un vehículo de manera independiente aumenta enormemente, dentro de lo que cabe, el grado de satisfacción de estas personas; en definitiva, sentirse en cierta manera “libres”. Evidentemente, para ellos, conducir un vehículo es un plus de movilidad muchas veces necesario.

Por ello, y gracias a los avances tecnológicos realizados hasta la fecha, hoy en día existen innumerables mejoras y adaptaciones a las que se puede someter un vehículo para que una persona discapacitada pueda conducirlo. De todos modos, y atendiendo a los números anteriores, únicamente unas 60.000 personas tienen prescrito el uso de adaptaciones en su vehículo.

vehículo adaptado 2Esto se debe generalmente a las restricciones que sufre este colectivo social. Tal y como relata Mónica Colás, Subdirectora de Intervención y Políticas Viales de la DGT, “si no se tiene una discapacidad muy estandarizada, el acceso al permiso de conducir se complica. Sería necesaria una evaluación y una formación más especifica a través de un centro de reconocimiento especializado y de expertos evaluadores.” Por este motivo, la DGT en su Plan Estratégico 2012-2016 tiene como uno de sus objetivos ayudar a este colectivo, facilitando el acceso al permiso de conducir y favoreciendo la seguridad de estas personas.

Hoy en día, para acceder a este permiso deben dirigirse a un Centro de Reconocimiento de Conductores, donde se valorará su discapacidad y se emitirá un informe recomendando las adaptaciones que necesite su vehículo. Una vez superados los exámenes correspondientes, la Jefatura Provincial de Tráfico emitirá el permiso de conducir indicando las adaptaciones necesarias o las restricciones que se establezcan.

Por otro lado, encontramos el tema económico. Como todos sabemos, un vehículo es un gasto de dinero más que considerable. Si a esto le añadimos las modificaciones y adaptaciones que hay que realizar, el precio total de un vehículo para personas con discapacidad se puede disparar. Y es que hoy en día existen dispositivos que cubren casi todas las necesidades de una persona con minusvalía, desde pivotes para girar el volante, botones para acelerar y frenar, rampas de acceso, hasta joysticks para manejar completamente la dirección. Si bien, todos ellos tienen un precio elevado. Por ello, se ha aprobado recientemente el Plan PIVE 5, que incluye ayudas de 3.000€ para la compra de vehículos adaptados.

Veamos, a continuación, dos modos de adaptación que se pueden dar en un vehículo hoy día:

Turismo adaptado con controles electrónicos (joystick):

Turismo adaptado con controles mecánicos:

Transporte público y discapacidad

[pullquote]“En todos los municipios, los ayuntamientos promoverán que al menos un 5% de las licencias de taxi correspondan a vehículos adaptados”[/pullquote] Otro de los problemas que sufre este colectivo es la adaptación de los medios de transporte públicos para satisfacer sus necesidades de movilidad. Esta integración debe realizarse en dos aspectos: por un lado la existencia de vehículos con oferta de plazas adaptadas (en aumento en los últimos años), y por otro, las condiciones de seguridad de los pasajeros que ocupan esas plazas deben ser similares a la del resto de pasajeros. Partiendo de esta necesidad surge el problema de la no existencia de un reglamento que especifique claramente los requisitos técnicos exigidos a estos vehículos adaptados.

A raíz de estos problemas, se publico el “Real Decreto 1544/2007 de 23 de noviembre, por el que se regulan las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los modos de transporte para personas con discapacidad”. En el se especifica las condiciones que deben cumplir los medios de transporte (aéreo, naval, terrestre) para poder ser utilizados por personas con movilidad reducida.

Toda iniciativa es bienvenida

Desde Inpenor queremos apoyar estas iniciativas para poder facilitar el acceso a la movilidad autónoma a todas y cada una de las personas que sufran una discapacidad. Y es que el poder movernos libremente es un derecho que cualquier ser humano debe tener.

Y es que la mayoría de cosas que utilizamos habitualmente pueden ser adaptadas para que todo el mundo las use/disfrute. Acudimos a Youtube para enseñarte por qué Liu Wei (pianista chino que carece de manos) dijo una vez: “Nadie dice que el piano debe ser tocado con las manos”.

De la Fuente, O.

Inpenor 2014

A Coruña